Privado

Frente a mi puerta, que es una ventana, todos los temores se detienen. Vivo en medio del abismo cubierta por mis ojos. Traicionados por las enredaderas los sueños se destejen, la mar se queja y amotina bajo el viento envenenado.
Dentro, en la burbuja, por debajo del ombligo se sigue reinando por más que se quisiera la república.

Es primavera

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s