Una charla con Waits

Shakespeare está tumbado en un sofá, mejor en una chaise longue, al fin y al cabo… tumbado.

Marlowe no existe; ha sido abatido. Ha sido abatido. No existe. Pero me encanta. Es lo que importa.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s