República de los olvidados 3

Pero todo esto me resulta vacuo. Vacuo, vacuo, vacuo…

Tan vacuo como discutir sobre un equipo de fútbol. Tan vacuo como esas dos figuras retóricas llevadas a la vida diaria; a saber… tomar el todo por la parte o la parte por el todo. Es lo que en 56 años he visto y vivido. Sí. Penoso.

Llegado el momento no hay prácticamente nadie con quien puedas conversar. Algo tan agradable y, sin embargo, tan difícil de conseguir. Conversar.

La vida está llegando a su fin, lo sé. La genética no falla. Y no hay nadie con quien conversar. Casi nadie.

Publicado por

T.López

Detesto hacer limpieza a fondo, cambio de armarios y etc...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s