La mirada de Joaquín

Múltiples cabezas sin rostro almacenaban la información inexacta. El primero en la fila, sin una imagen cabal como referencia, dictaba al viento una sucesión de espaldarazos en caída libre que nosotros combatimos -desde el principio- ignorándolos.