Una ventana

Yo tenía una ventana cerrada,

armario de una nube,

barrera para un sueño.

Tenía una ventana más sobre el gran edificio.

Montones de espacios vacíos,

cientos de ojos en un ojo.

Tenía una ventana.

Privado

Frente a mi puerta, que es una ventana, todos los temores se detienen. Vivo en medio del abismo cubierta por mis ojos. Traicionados por las enredaderas los sueños se destejen, la mar se queja y amotina bajo el viento envenenado.
Dentro, en la burbuja, por debajo del ombligo se sigue reinando por más que se quisiera la república.

Es primavera